calentar-agua-naturalmente

La Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética impone, entre otras exigencias, la obligatoriedad de instalar dispositivos de lectura individual de consumos de agua caliente y calefacción en todas aquellas comunidades de propietarios con sistemas energéticos centralizados.
La instalación de estos contadores consiste en un contador y un termostato por vivienda en los sistemas centralizados de calefacción en anillo, un repartidor de costes y una válvula termostática en cada radiador de la casa y un sistema centralizado de lectura en los de columna. Están preparados para toma de lectura por radio frecuencia y disponen de alarmas contra manipulación para evitar intentos de fraude en la contabilización de consumos. Tal como exige la norma UNE-EN 834, el repartidor de costes de calefacción ha de ponerse en relación con el radiador de donde se encuentra instalado, ya que cada repartidor debe de programarse en relación a una serie de factores. El objetivo final es que cada propietario pague por lo que realmente consuma.

En España, datos concretos de ahorros obtenidos en edificios de viviendas en las que se ha instalado este sistema de reparto de costes de calefacción, según estudios realizados, la media de ahorro energético obtenido ha alcanzado un 23%.

AERCCA recomienda la instalación de algún dispositivo de control por radiador que permita al usuario de la instalación regular de forma sencilla y rápida las temperaturas de sus habitaciones. Los sistemas de control actuales van desde una sencilla válvula con cabezal termostático hasta sistemas radiofrecuencia que permiten la programación individual por horarios de las temperaturas deseadas desde una pantalla táctil para toda la vivienda, de esta manera se conseguirá una mayor eficiencia en estos sistemas de calefacción.