Actualmente, la seguridad se ha convertido en una de las preocupaciones más importantes para gran parte de la sociedad. No son pocas las familias o parejas que deciden cambiar los planes habituales y disfrutar de las vacaciones navideñas fuera del lugar de residencia. El problema reside en que estas fechas se han establecido por los intrusos como las ideales para irrumpir en las casas y ocuparlas o robarlas. Para proteger el hogar mientras se está fuera, lo ideal es instalar alarmas que refuercen la seguridad y ofrezcan múltiples beneficios. De hecho, estos aparatos electrónicos se han erigido como uno de los sistemas más fiables para la población al permitirles afrontar cualquier situación desafortunada que tenga lugar en la vivienda.

Ventajas de instalar una alarma en el hogar

A día de hoy, cerca de 90.000 viviendas se encuentran ocupadas de forma ilegal en España, cifra que puede aumentar considerablemente en estos días festivos. A pesar de la entrada en vigor de la Ley 5/2018, modificación de la Ley 1/2000, de Enjuiciamiento Civil, los trámites legales para recuperar su vivienda no son rápidos y pueden conllevar enormes costes. Por ello, la mejor opción para prevenir es la instalación de una alarma. Actualmente, en el mercado existen cientos de modelos de alarmas de seguridad para que cada propietario pueda encontrar la más idónea para su hogar. En muchas ocasiones, con el fin de ahorrar algo de dinero se decide instalar este aparato uno mismo, lo que supone dejar puntos vulnerables que posteriormente podrían ser aprovechados para entrar en la vivienda. Lo ideal es contratar a una empresa especializada, la cual enviará a un técnico para que estudie la casa y propondrá la mejor opción posible.

Gran parte de las alarmas existentes permiten controlar en todo momento el interior de las casas así como las zonas exteriores, activando y desactivando aquellas que se quieran vigilar en cada momento. Muchas de estas alarmas para casa están operativas las 24 horas gracias a la integración de visión nocturna, además de contar con un sensor de movimiento y temperatura que se activa en el momento en el que se detecta a alguien en la zona controlada. Para una mayor protección, es idóneo adquirir una alarma silenciosa, ya que los intrusos nunca sabrán si la vivienda cuenta con alarma. Estos sistemas de vigilancia están considerados tecnología punta, pues siguen funcionando a pesar de ataques de inhibición, sabotaje o cortes de luz, lo que ofrece una mayor protección frente a posibles intrusiones.

Es innegable los servicios y prestaciones que la instalación de alarmas para el hogar brinda a los propietarios. Entre ellas se encuentra la posibilidad de manejar la situación desde el móvil, además de contar con un profesional encargado de vigilar todo lo que ocurre en la vivienda. De hecho, es recomendable comprar una alarma vinculada a la Central Receptora de Alarmas ya que, ante cualquier posible problema, sabrán lo que debe hacerse y avisarán a la policía para que se presente en el hogar lo más pronto posible. Asimismo, evita posibles falsas alarmas que podrían implicar grandes sanciones económicas, un punto muy a favor de la adquisición de alarmas. Tener conexión directa con Central Receptora de Alarmas supone, además, obtener una protección extra, pues en caso de fallo de emisión de señal, se procede a comprobar la incidencia para descartar una intrusión.